No olvides que la edad indicada en la caja es un consejo muy amplio que por sí solo no puede ayudarte a elegir. Lo mejor es haber observado a los niños tal como son, sin querer compararlos a toda costa y hacerlos encajar en cajas teóricas. Cada niño tiene su propio ritmo de crecimiento: algunos caminan a los 8 meses, otros no lo hacen todavía a los 14 meses y apostemos que ambos sabrán correr a los 20 años! Aquí hay una forma sencilla de encontrar tu camino (más o menos) en el mundo de los juguetes Para los niños, estas categorías no son impermeables, se superponen porque los niños siguen jugando durante mucho tiempo con los juguetes por los que tienen afecto. Y cada niño juega según sus necesidades, su entorno y su cultura familiar.