Hoy en día, cada vez más marcas salen de los dispositivos que permiten localizar a su hijo. Los padres preocupados pueden rastrear a su hijo a través de su teléfono móvil. Para algunos, esto nuevo sistema de vigilancia da a los menores más libertad, los hace más independientes. Por ejemplo, pueden volver a casa solos desde la escuela o ir a la casa de un novio a dos cuadras de distancia, sin estar bajo el cuidado de un adulto.