No confunda la definición y la resolución de la pantalla. Como su nombre indica, la resolución define el número de píxeles en una pantalla. Por ejemplo, en una pantalla UHD 4K UHD, la resolución es de 3840 por 2160 píxeles, o 8.294.400 píxeles. La resolución, por su parte, tiene en cuenta el tamaño y la definición de la pantalla, y se define generalmente en términos del número de píxeles por pulgada, PPI (o por centímetro, si se prefiere). Por ejemplo, una pantalla UHD 4K de 55 pulgadas tiene una resolución de 53,4 PPI. Cuanto más alto sea este valor, mejor será la calidad de la imagen.