Para elegir el escarificador eléctrico adecuado, hay que tener en cuenta ciertos criterios de calidad, así como su futuro uso. Algunos de los criterios a tener en cuenta son:La potencia del motor;La altura de trabajo;La capacidad del recogedor de hierba;El peso y la ergonomía de la máquina;La marca;La calidad del diseño y la fabricación;El precio…Más el escarificador es poderoso Cuanto más poderoso es, mejor se desempeña. Para la escarificación de céspedes en terrenos difíciles, se debe elegir una máquina con una potencia mínima de 1000 vatios. Para pequeños jardines, un escarificador de 500 vatios puede ser suficiente. Tener un escarificador con diferentes posiciones aumenta las posibilidades de éxito de las escarificaciones. Se recomienda una máquina con ajuste de altura para configuraciones complejas del terreno. El tamaño del tanque también es importante, especialmente si se va a escarificar una gran área. Un escarificador con una capacidad de tolva de al menos 50 litros permite trabajar más tiempo sin vaciar la tolva. Para poder escarificar el césped cómodamente y con el menor esfuerzo físico posible, debe elegir:Un modelo que sea fácil de manejar y utilizar;Un modelo ligero y fácil de guardar;Un modelo silencioso o que haga el menor ruido posible;Un modelo con un chasis que le proteja de las descargas eléctricas y de los incidentes y que también proteja la máquina de las descargas… También es importante elegir un escarificador eléctrico de una marca de referencia. Por ejemplo, las máquinas de la marca alemana son conocidas por su robustez y diseño de alta calidad. Optar por un producto de marca conocida también facilita la búsqueda de repuestos. Además, también debe comparar los precios de venta y elegir la máquina que ofrezca la mejor relación calidad-precio. Si eres un profesional, debes permitir más de 200 euros. Los individuos, dependiendo del tamaño de su césped, pueden gastar entre 50 y menos de 200 euros.