Es importante comprobar el estado de carga de la batería antes de usar la escoba eléctrica. Si no está lleno, considere cargarlo primero. De lo contrario, es posible que no pueda terminar su trabajo de limpieza cuando la energía está apagada. Por lo tanto, es preferible optar por un equipo que tenga una gran autonomía para trabajar durante horas. Asegúrese de que la bandeja de recogida de su equipo esté vacía antes de empezar a limpiar. Para llevar su hogar hasta el final, vacíe la bandeja de polvo si todavía está llena o si queda algo de basura en ella. Esta acción también se recomienda cuando se ha terminado de usar la unidad. Para ello, debes pulsar un botón para abrir la bandeja de polvo. Luego arroja las impurezas directamente a la basura. De lo contrario, tendrá que limpiarlo varias veces hasta que la limpieza esté completa. Por lo tanto, es una buena idea tener un dispositivo de recolección lo suficientemente grande para contener más residuos.